Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Aprendiendo gracias a mi discapacidad

Aprendiendo gracias a mi discapacidad

La discapacidad es parte de la vida cotidiana

Tener una discapacidad a menudo puede verse como algo negativo. Los lugares son más difíciles de acceder, te puedes sentir observado por otros viajeros, y la planificación de las vacaciones a veces puede hacerte olvidar la idea de relajarte. Pero aprendiendo que la discapacidad es también una parte de la vida cotidiana, y algo a lo que debemos acostumbrarnos y aceptar si queremos vivir una vida completa. Con discapacidad se pueden vivir aventuras y locuras con muchas risas en el camino.

Nací con parálisis cerebral. Soy usuaria de silla de ruedas desde hace dieciséis años desde que me hicieron una cirugía correctiva en las piernas a los nueve años. Me tomó tiempo acostumbrarme a la vida en silla de ruedas, pero desde entonces he tenido la oportunidad de vivir experiencias increíbles con las que estoy aprendiendo mucho sobre la discapacidad:

  1. Es importante centrarse en los puntos fuertes de una persona. Una sonrisa, un buen sentido del humor o tener don de gentes. Hay muchas cosas que definen a una persona, aparte de su discapacidad. Una silla de ruedas o una prótesis son fáciles de detectar, así que asegúrate que eso no sea lo que la gente vea cuando te miren por primera vez. Muchas personas con discapacidad que he conocido tienen las mejores historias que contar, debido a sus experiencias. Lo que me llama la atención es su humor y su amabilidad, no un impedimento visual o enanismo, por ejemplo.
  1. Es importante recordar que la paciencia es una virtud, que lenta y constante a menudo nos ayuda a ganar. Las cosas toman más tiempo y esfuerzo con una discapacidad. A veces es molesto tener que esperar una rampa para subir la silla de ruedas, o planear cada detalle de una noche fuera con los amigos asegurándote que los sitios a los que vayas tengan baños accesibles. Pero recuerda que la paciencia que tienes que tener cuando tienes una discapacidad, será una buena lección de vida.
  1. Es importante recordar las ventajas que puede aportar tener una discapacidad. Para equilibrar algunos aspectos negativos de ser una persona con discapacidad, hay que recordar las ventajas que puede conllevar, como aparcar cerca de la puerta y llegar al coche en 30 segundos mientras cae una tormenta. Aprovecha todos los beneficios que la discapacidad te puede dar.
  1. Es importante recordar que la discapacidad es un gran ‘filtro’ para las relaciones. La discapacidad no es algo sexy ni atrayente para muchas personas, pero es genial saber que cualquiera que esté interesado en ti tiene suficiente personalidad como para no preocuparse de lo que nadie piensa. A los 25 años finalmente estoy empezando a aprender que mi silla de ruedas puede ser divertida, puede estar de moda y ser sexy a la vez. Y si yo puedo, cualquiera puede. Disfruta del hecho que, ser honesto acerca de una discapacidad hace que las citas sean mucho más simples.
  1. Lo más importante, si la tienes, puedes alardear. Si tú así lo crees, la discapacidad puede ser sexy, sólo depende de ti demostrarlo. Así que ni lo dudes y lánzate. ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Aprendiendo a vivir

Si vas a ir de vacaciones, tienes una primera cita o una entrevista de trabajo, recuerda que la discapacidad no es algo negativo. Aprovéchate de las ventajas que tiene y no dejes que tus impedimentos te dificulten el éxito. Llegar a aceptarlo ha sido difícil para mí, pero en este largo viaje estoy aprendiendo mucho sobre mis capacidades en lugar de obsesionarme con mis limitaciones, y estoy listo para todo lo que me queda por vivir. Así que sólo me queda decirte: Aprende a vivir momentos que enriquecerán tus experiencias de vida.