Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Coches adaptados para sillas de ruedas: Cómo elegir tu vehículo ideal

Coches adaptados para sillas de ruedas

Los coches adaptados, también conocidos como vehículos accesibles para sillas de ruedas, son aquellos que tienen los cambios y adaptaciones necesarias para poder guardar y transportar sillas de ruedas.

Algunos de ellos están también adaptados para conducir desde la silla. Estos vehículos son ideales para mantener tu autonomía a la vez que usas tu silla de ruedas. Además, estos tipos de coches te permiten moverte sin tener que esperar un taxi adaptado para que te lleve o sin tener que pedir ayuda a un amigo o un miembro de la familia. En este artículo vamos a hablar del primer tipo de vehículos, aquellos adaptados para guardar y transportar una silla de ruedas.

Sillas de ruedas: ¿Qué coches son los más adecuados?

Los coches adaptados para sillas de ruedas vienen con una amplia variedad de características. Si decides adquirir uno, entonces hay algunos puntos que tendrás que considerar para estar seguro de cuál es el vehículo mejor adaptado a tus necesidades.

Entrar y salir del coche

Éste es el punto más importante a considerar en un vehículo para sillas de ruedas, porque si te resulta difícil maniobrar tu silla dentro y fuera del coche, harás un esfuerzo innecesario cada día. Además de eso, es importante considerar el sistema de sujeción que fija la silla de ruedas al coche. Hay muchos tipos disponibles, debes tener en cuenta que a tu ayudante le resulte confortable encajar la silla en el vehículo regularmente.

¿Cómo de inclinada es la rampa para subir al coche? La mayoría de coches adaptados para sillas de ruedas disponen de trampillas que permiten tener más altura libre dentro del vehículo, y además ayudan a que la rampa de entrada sea menos inclinada.

También es importante elegir un coche con la suspensión bajada para acceder y salir más fácilmente del vehículo. También existen coches con un sistema de ascensor en vez de una rampa, que aunque conlleven un coste extra, su funcionalidad y confort lo hacen una inversión más que justificada.

El interior de los coches adaptados

Es vital que haya suficiente espacio en todos los coches, pero especialmente para uno adaptado. Debes pensar en el almacenamiento de todo tipo de cosas, desde la compra semanal, accesorios varios o cualquier herramienta u objeto que necesites en todo momento.Cuando estás dentro del coche piensa en cómo sería viajar dentro. ¿Qué tipo de viaje ofrece el vehículo? ¿Dónde estará la silla de ruedas situada normalmente?

También es importante pensar en el futuro. Probablemente tendrás este coche por algún tiempo, por lo que ¿es posible que cambies de silla de ruedas? Este es un aspecto especialmente importante a tener en cuenta si el usuario es aún joven y en edad de crecimiento, ya que en un futuro necesitará más espacio en el coche.

¿En qué más debería pensar antes de comprar un coche adaptado?

Cuando se adapta un coche para sillas de ruedas, se tendrán que hacer grandes cambios que pueden afectar a la forma en que se usará el coche en el futuro.

La trampilla de entrada es ideal para entrar y salir con silla de ruedas pero puede conllevar problemas con el espacio libre bajo el coche, por lo que hay que tener cuidado al conducir por vías desconocidas y con los baches para moderar el control de velocidad de las carreteras. La trampilla también puede comportar tener que disponer de un depósito de gasolina más pequeño, por lo que será necesario parar a repostar más veces que con un coche convencional.

Solo cuando estés completamente convencido con cada uno de los aspectos de tu coche deberás comprarlo. Los coches adaptados pueden ser de gran ayuda a las familias que conviven con usuarios de sillas de ruedas, por lo que hay que estar seguro de que obtienes el vehículo adecuado para que puedas disfrutar de sus beneficios diarios.