Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Colchón con redistribución de presiones: 5 consejos para elegir el colchón correcto.

Colchón con redistribución de presiones de presiones

Un colchón con redistribución de presiones, tiene tantas variaciones  en el mercado que hacen/ ofrecen cosas diferentes que puede ser difícil saber qué escoger.

Este artículo resalta la importancia del colchón con redistribución de presiones y hay qué considerar al seleccionar uno.

¿Qué es una úlcera por presión?

  • Un área de lesión localizada de la piel y/o tejido subyacente.
  • A menudo sobre un área ósea, por ejemplo, tobillos, sacro.
  • Causada por presión o presión en combinación con cortante, lo que resulta en un suministro de sangre restringido al tejido.
  • Rango en gravedad desde la decoloración de la piel hasta las heridas abiertas.

¿Quién está en riesgo de úlceras por presión?

Las personas con movilidad reducida y dificultades para ajustar su propio peso corporal tienen un mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión debido a la presión que se ejerce potencialmente en las partes del cuerpo durante largos períodos de tiempo. Esto puede provocar la descomposición de la piel y un mayor deterioro de la salud. Pueden poner en peligro la vida.

Otros factores que aumentan el riesgo:

  • Disminución de la circulación
  • Obesidad
  • Incontinencia
  • Malnutrición

El riesgo de desarrollar úlceras por presión puede reducirse o controlarse mediante el uso de un colchón con redistribución de presiones, diseñado para redistribuir la mayor presión posible de las prominencias óseas del usuario.

Aquí hay 5 consejos a tener en cuenta al hacer su selección:

 

  1. Evaluación de la piel

Esto debe ser realizado por un profesional de la salud y, a menudo, se evalúa mediante una evaluación de riesgos estandarizada que calcula un puntaje de riesgo, como la escala de The Braden. Esto indicará un nivel de riesgo y las descripciones de los colchones disponibles generalmente corresponden a esto indicando que colchón es apropiado.

  1. Tipos de colchón con redistribución de presiones

Colchones estáticos

Hecho de espuma y, a menudo, formado por células de superficie de corte geométrico, por lo tanto, es excelente para redistribuir la presión mientras maximiza la comodidad y reduce los riesgos de cizalladura y fricción.

Puede diseñarse para alto riesgo / muy alto riesgo, sin embargo, algunos, como los colchones de confort Essential son predominantemente para aquellos que pueden presentar algunos riesgos mínimos de daño por presión.

Colchones de presión alternante

Consiste en células llenas de aire alternas individuales, que generalmente trabajan en grupos pequeños para regular y automáticamente alterar la distribución de la presión. Estos son activados por una bomba que generalmente está enganchada al extremo de la cama y son adecuados para aquellos que son de alto riesgo. Los colchones de presión alterna, a veces denominados colchones “dinámicos” pueden necesitar fijarse a la base de la cama utilizando fijación / correas de seguridad.

Colchones híbridos

Combinación de aire y espuma, que proporciona una interfaz de espuma cómoda que reduce la presión sobre las zonas vulnerables del cuerpo y una superficie alterna debajo de la cual se alteran las partes del cuerpo que soportan la carga. Adecuado para aquellos considerados de muy alto riesgo

Los colchones redistribuidores de presión pueden venir como un reemplazo o superposición de colchón que proporciona el mismo nivel de cuidado de la presión que los tipos de colchón de reemplazo, pero van encima de un colchón estándar existente.

  1. La capacidad funcional de la persona que usa el colchón

El colchón puede restringir la transferencia, que es particularmente importante considerar si el usuario generalmente se traslada de la cama de forma independiente. Examine el impacto que tendrá el colchón sobre su capacidad para continuar haciéndolo, incluso si el colchón alterará la altura de la cama podria tenet un impacto potencial en la transferencia de “sentarse para levantarse” de la cama.

  1. Cama / Accesorios de cama

Considere en que cama se colocará el colchón y si el colchón se puede colocar de forma segura, de lo contrario, se podría requerir una cama alternativa.

Los accesorios de la cama pueden no ser compatibles con el colchón. Por ejemplo; no se debe usar un colchón alterno con un respaldo de perfil separado ya que el respaldo puede restringir el flujo de aire del colchón. De manera similar, si se requiere equipo como una palanca de cama, esto puede ser menos beneficioso para el usuario ya que un colchón profundo reducirá la altura de los rieles de la cama, haciéndolos menos efectivos y puede causar un riesgo de atrapamiento.

  1. Comodidad

Una buena noche de sueño es importante para permitir el funcionamiento diario, por lo tanto, si el colchón es incómodo e interrumpe o impide dormir, es posible que sea necesario sopesar el impacto con el riesgo de daños por presión. Es una buena idea probar el colchón siempre que sea posible para garantizar la comodidad del usuario.

Seleccionar un colchón redistribuidor de presión involucra muchos factores, a menudo convirtiéndolo en una decisión compleja. Siguiendo estos 5 consejos, se debe asegurar que los aspectos de las necesidades de atención de la presión se manejen de manera apropiada y se tengan en cuenta otros factores de riesgo y consideraciones.

 

Autor: C.Pearson