Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Los 5 mejores consejos para la postura en silla de ruedas

Postura en silla de ruedas

Tener una buena postura en silla de ruedas cuando se está sentado es extremadamente importante.

Reduce la tensión innecesaria en su cuerpo, mantiene su comodidad, mejora la maniobrabilidad de la silla de ruedas y reduce los riesgos de lesiones o presiones.

La postura en silla de ruedas correcta requiere que cada parte de su cuerpo esté en la posición adecuada, desde la cabeza hasta los pies. Cada parte influye en la siguiente parte del cuerpo, por lo que es importante asegurarse de que la silla de ruedas se ajuste bien y proporciona un buen soporte postural para cada parte de su cuerpo.

A continuación, hay 5 consejos para asegurar un buen soporte de la postura en silla de ruedas.

Estabilice su pelvis para una correcta postura en silla de ruedas

La pelvis es la base de una buena posición corporal. Comience asegurándose de que el asiento de su silla de ruedas esté soportando y estabilizando su pelvis.

Verifique el tamaño del asiento. La profundidad correcta asegura que estes sentado en la silla hacia atrás, con el peso extendido uniformemente por los muslos y los gluteos. El ancho correcto evita que la pelvis se deslice hacia un lado o se tuerza, lo que puede dañar la piel y alterar la posición de la columna vertebral. El ángulo del asiento a veces se puede ajustar también, lo que puede reducir el deslizamiento hacia adelante o proporcionar más apoyo si no tiene un buen equilibrio sentado.

Siempre asegúrese de usar el cojín adecuado para la silla de ruedas y de que esté en buen estado, ya que el cojín incorrecto puede deshacer el soporte postural de un buen asiento.

Estabilice las curvas ‘S’ de su columna vertebral

Su columna vertebral tiene 3 curvas naturales que proporcionan la posición más estable para su espalda. Si estas curvas no se soportan correctamente, puede causar posiciones anormales, incomodidad y posibles daños a largo plazo.

Siéntese derecho, retraiga los hombros y asegúrese de no desplomarse ni inclinarse hacia un lado. Si no puede mantener esta posición, entonces la parte posterior de la silla de ruedas puede no proporcionar suficiente soporte postural.

Asegúrese de que la altura y el ancho de la parte posterior sean correctos, ya que estos soportan la curva inferior de su espalda. La tensión de la espalda y el ángulo de la espalda también pueden necesitar ser ajustados para proporcionar un soporte postural adicional. O, para aquellos con dificultades incluso en una silla bien medida, es posible que se necesiten sistemas adicionales de respaldo para alinear correctamente la columna vertebral.

Apoye sus pies

Sus pies soportan algo de su peso y proporcionan estabilidad adicional para su pelvis. El apoyo insuficiente del pie puede sacar su cuerpo de la alineación.

Verifique que la altura y la posición de los reposapiés sean correctas. La altura debe colocar sus caderas y rodillas en ángulo recto, y asegúrese de que su peso esté distribuido uniformemente. Si sus pies están demasiado lejos adelante, esto inclina su pelvis y causa encorvamiento o riesgo de daño por presión. Si están demasiado atrás, esto empuja su pelvis hacia el otro lado y altera las curvas normales de su espalda.

Apoye sus brazos

La posición de sus brazos puede tirar de sus hombros hacia abajo o empujarlos hacia arriba, lo que afecta las curvas superiores de su columna vertebral y la posición de su cabeza. Asegúrese de que sus apoyabrazos tengan la altura correcta para sostener sus brazos, mantenga sus hombros nivelados y mantenga las curvas naturales de su cuello.

Centre su cabeza

Su cabeza debe estar en posición vertical, en el medio, con la barbilla ligeramente reclinada y con suficiente estabilidad para mirar en diferentes direcciones. Si su cabeza se inclina hacia adelante, hacia atrás o hacia un lado, esto desalineará su columna vertebral y le causará incomodidad.

Si no puede mantener la posición central de la cabeza después de estabilizar otras partes de su postura, es posible que necesite soportes adicionales para el cuello o la cabeza.

Use estos consejos para asegurarse de que su silla de ruedas le brinde un buen apoyo postural desde la cabeza hasta los pies.

 

Autor: Clare Schwalbe, the O.T Agency