Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Yoga en silla de ruedas: Algunas posturas para probar

Yoga en silla de ruedas

Si habías practicado yoga en el pasado, seguramente te preguntarás si con una lesión medular puedes continuar practicándolo. Pensarás que hay demasiadas posturas que ya no puedes hacer. O tal vez te preocupa hacerte daño. Haces bien en tener ciertas consideraciones. Si estás interesado en practicar yoga en silla de ruedas, primero deberías hablar con tu médico. De esta manera podrás saber qué tipo de ejercicio estás físicamente capacitado para realizar. Una vez que sepas lo que es seguro probar, echa un vistazo a estas cinco posturas de yoga en sillas de ruedas y verifica cuáles podrían ser buenas para ti.

Yoga en silla de ruedas: 5 Posturas

Para obtener una visión general de los beneficios del yoga en silla de ruedas y aprender algunas posturas, echa un vistazo a este artículo sobre el Yoga en silla de ruedas. Te ayudará a estar en forma y sereno.

Postura 1

Inhala mientras levantas una pierna y crúzala sobre la otra. En la exhalación, inclínate hacia adelante sobre tus caderas. Repite este proceso mientras inhalas y exhalas entre 3 y 5 respiraciones completas. Luego repite la secuencia poniendo la pierna hacia el otro lado.

Postura 2

Esta postura es buena para aliviar la tensión y el estrés en la espalda. Comienza con la inhalación mientras pones tu mano izquierda por debajo de tu pierna derecha. Utiliza el otro brazo para apoyarte. Mientras exhalas, gira hasta donde puedas cómodamente, mirando por encima de tu hombro derecho. Mantén esta postura de 3 a 5 respiraciones completas. Luego repite esta postura hacia el lado izquierdo.

Postura 3

Mientras inhalas, levanta tu mano derecha hacia arriba por encima de tu cabeza. Apóyate con tu brazo izquierdo. Cuando tu brazo derecho esté completamente estirado por encima de tu cabeza, exhala. Mantén esta postura de 3 a 5 respiraciones completas. Luego repítela hacia el otro lado, estirando el brazo izquierdo.

Postura 4

Sostén tus muslos o agárrate a tu silla de ruedas para apoyarte. Baja la barbilla hacia el pecho mientras arqueas la espalda y echas la parte superior del cuerpo hacia adelante. Mantén esta postura de 3 a 5 respiraciones completas.

Postura 5

Inhala, levantando los brazos. Luego, mientras exhalas, con los brazos todavía levantados, cruza los brazos por los codos. Tus manos deben juntarse por la parte trasera. Mantén esta postura durante 20-30 segundos, recordando inhalar y exhalar lentamente.

 Videos de yoga en silla de ruedas

Estas cinco posturas son un buen comienzo, pero hay muchas más maneras de estirar estando sentado. En YouTube encontrarás varios videos de yoga en silla de ruedas, y yoga sentado, o ejercicios de yoga en silla, que se puede adaptar a usuarios de silla de ruedas.

Matthew Sanford es un conocido instructor de yoga en sillas de ruedas. Se quedó paralítico a la edad de 13 años, y es un instructor de yoga muy influyente. Puedes ver vídeos suyos en YouTube.

Siempre asegúrate de tener en cuenta las recomendaciones de tu médico, antes de realizar algunas posturas de yoga o estiramientos que pudieran perjudicarte. Hay algunas posturas de yoga en silla o sentado que han sido concebidas para personas que tienen que permanecer sentadas largos períodos. Este es el caso, por ejemplo, de un piloto de avión. Seguramente ellos no tendrán que tener en cuenta las mismas consideraciones de seguridad que tu.

¿Cómo me ayuda el yoga en silla de ruedas?

El yoga en silla de ruedas te aporta muchos de los beneficios del yoga tradicional. Reduce los niveles de estrés y te ayuda a canalizar la ansiedad. Mentalmente, te facilita un enfoque diferente y claridad.

Físicamente, el yoga te ayudará a aumentar tu flexibilidad, tu equilibrio y tu fuerza. También puedes aumentar tu capacidad pulmonar con los ejercicios adecuados.

Estos cambios mejorarán tu sensación general de bienestar y te ayudan a tener un sueño más reparador durante la noche.

Con toda esta información, lo mejor que puedes hacer es pedir cita con tu médico y empezar a disfrutar de los beneficios del yoga cuanto antes. ¡Namaste!