Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Conceptos erróneos que las personas en silla de ruedas detestan

Conceptos erróneos

Se puede decir que nadie es fanático de los estereotipos. Por lo general, son ideas comunes equívocas, que todos preferiríamos evitar. Bueno, lo mismo se puede decir de los conceptos erróneos que las personas en silla de ruedas detestan. A continuación, encontraréis los cinco que más se suelen dar en la vida cotidiana.

Entre estos conceptos erróneos, estaría que supongan que estás sordo

Esto realmente es muy molesto. No sé qué razonamiento puede haber detrás. Muchas veces nos damos cuenta de que la gente alza su voz cuando hablan con una persona que va en silla de ruedas. ¿Creen que las personas en silla tienen problemas de audición? A lo mejor piensan que porque una persona en silla está más abajo, oye menos. ¿Por qué la gente siente la necesidad de hablar tan alto cuando se dirige a un usuario de silla de ruedas? Sea por lo que sea, estos conceptos erróneos son muy molestos.

Que te feliciten por salir de casa

Esta situación es bastante fuerte. Alguien se acerca a una persona en silla de ruedas y la felicita por salir de casa. ¿En serio están felicitando a una persona por estar en un bar tomando algo con sus amigos? Como si fuera un logro gigantesco, cruzar el umbral de la puerta de tu casa. Es innecesario y vergonzoso.

Una persona en silla de ruedas vive una vida normal. ¿Por qué hay que tratarla diferente? Estos conceptos erróneos de que las personas en silla de ruedas no salen de casa, o no van al bar a reunirse con sus amigos, son erróneos.

Otros conceptos erróneos pueden ser que piensen que conoces a todas las personas con discapacidad

Otro error común es cuando la gente piensa que una persona en silla conoce a todas las personas con discapacidad. Cuando ven una persona en silla de ruedas, automáticamente piensan que conoce a aquella persona conocida que también va en silla.  Pues resulta que no. Los usuarios de silla no forman parte de un club dónde se conocen todos. Son personas normales, que pueden conocer o no, otras personas con su misma condición.

Que asuman que alguien debe hablar por ti

A veces pasa que, alguien quiere decirle algo a una persona que va en silla. Y de golpe, porque sí, empieza a hablar con la persona que la acompaña. Como si una persona en silla de ruedas no pudiera sostener una conversación. Esto también pasa en las tiendas, cuando la persona en silla entrega el dinero en caja, y seguidamente le dan el cambio a su acompañante. Estos conceptos erróneos de que necesitan ayuda o que alguien les represente, son muy molestos.

Que cuenten anécdotas de aquella vez que ellos mismos estaban en una silla de ruedas

Al igual que dan por hecho que una persona en silla de ruedas conoce todos los discapacitados de la ciudad, también piensan que es agradable escuchar sus historias. Suelen contar que recuerdan cuando estuvieron en silla de ruedas durante meses porque se rompieron la pierna jugando al fútbol. ¿En serio piensan que esto puede interesar a una persona que, probablemente lleva toda su vida sentado en una silla de ruedas? A lo mejor se creen que pueden empatizar con una persona con discapacidad por esa anécdota. Es otro de los conceptos erróneos que las personas en silla de ruedas detestan.