Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Cuidar un niño con discapacidad

Cuidar un niño discapacitado

Cuidar un niño con discapacidad requiere muchos esfuerzos. Los padres que tienen que cuidar a un niño con discapacidad, a menudo no encuentran facilidades. Otras personas que tienen a su cargo seres queridos dependientes de otras edades, suelen tener más ayudas.

Existe la percepción de que los padres tienen la obligación de cuidar a sus hijos, tengan o no discapacidad. Las normativas generales para las personas que tienen a su cargo familiares con discapacidad, suelen ser muy generales. Hay que tener en cuenta que una norma no se puede ajustar a las necesidades de todos.

Las normativas y leyes actuales estipulan que una familia que tiene que cuidar un niño con discapacidad debe recibir una evaluación de sus necesidades. Pero para los padres, aceptar que su hijo necesita ser tratado de manera especial, a menudo no es fácil de asimilar. Un padre siempre quiere que su hijo se pueda desarrollar en el mundo por sí mismo. Es difícil asimilar que no podrá ser así. Cuidar un niño con discapacidad necesita de leyes que aseguren que ese niño recibirá la atención y los cuidados que necesita mientras esté creciendo.

Evaluación del cuidador

Esto nos lleva a considerar a los padres de un niño con necesidades especiales como cuidadores, además de padres. Un punto clave para asegurar el mejor cuidado posible al niño es que sus cuidadores estén en condiciones óptimas. Esto debe considerar las necesidades psicológicas, físicas y emocionales de los cuidadores. Es muy importante que estas personas se encuentren en las mejores condiciones. Sólo así podrán cuidar un niño con discapacidad de la mejor manera posible. La estabilidad de un niño depende en gran medida, de su cuidador. Y esto no debe pasar por alto para nadie.

Cuidar un niño con discapacidad: Recursos disponibles

Los Derechos Humanos hablan de igualdad para todos. Entonces, entendemos que las organizaciones públicas deben proporcionar ciertos derechos a las familias que tienen que cuidar un niño con discapacidad. Estos derechos, se basan en la posibilidad de aprender, trabajar y experimentar la vida por igual sin temor a las privaciones financieras, las cuales conducen al aislamiento social.

Para ayudar a los cuidadores de niños discapacitados, al igual que a los cuidadores de niños no discapacitados, lo que debe hacer el gobierno es garantizar el derecho a realizar reducción de jornada y facilitar empleos flexibles que permita a los padres conciliar vida laboral y familiar. Así se garantizaría una buena situación económica para las familias.

Entorno del niño con discapacidad

El entorno es muy importante para garantizar una buena salud física, mental, emocional y psicológica al niño. Los entornos que no son compatibles con las necesidades del niño suelen dañar más que ayudar.

El entorno debe apoyar la independencia, el desarrollo y la seguridad del niño. En cuanto a entorno entendemos el lugar en el que se desarrolla el niño, como las personas con las que convive. Cuidar un niño con discapacidad requiere ser responsable, también, con su entorno.