Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

La discapacidad en los medios de comunicación, pros y contras

La discapacidad en los medios

Las personas con discapacidad a menudo somos obviados en los medios de comunicación. Estamos poco representados en los programas de talentos, en los periódicos e incluso en la política. Esto lleva a la falta de conciencia y comprensión sobre la discapacidad que rodea la sociedad. La discapacidad en los medios de comunicación se representa de manera tanto positiva como negativa. Esto puede conducir a altibajos para las personas con discapacidad. Veamos cómo y por qué en este artículo.

Los aspectos positivos de la discapacidad en los medios: conciencia y educación

Cuando la discapacidad en los medios de comunicación  se describe de manera realista, puede ser algo positivo. Muchas personas “normales” que viven vidas comunes, nunca han estado en contacto con una persona con discapacidad. Por eso, naturalmente sienten temor de hacer o decir algo incorrecto. Es por eso que terminan evitando la situación o ignorando a la persona discapacitada. Cuando los programas de televisión, las películas y los artículos periodísticos muestran a las personas con discapacidad y documentan sus vidas de una manera honesta y educativa, a menudo puede ayudar a crear conciencia y comprensión en las personas. Gracias a esta concienciación existen las sociedades inclusivas y los espacios públicos accesibles. La amabilidad y la empatía han de marcar el camino a seguir.

Los aspectos negativos de la discapacidad en los medios: percepciones de superhéroes

Vivía en Londres durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2012. Soy un usuario de silla de ruedas, y los conductores de taxis y autobuses me preguntaban regularmente si yo era un deportista paralímpico y me pedían mi autógrafo. Si bien esto fue halagador y divertido en muchos sentidos, también me hizo pensar. Realmente, preguntarme si era un paralímpico solo porque estoy discapacitado es tan ridículo como preguntarle a alguien si es un velocista ganador de medalla solo porque puede correr rápidamente. Pero los Juegos Paralímpicos fueron uno de los primeros programas que representaron a la discapacidad en los medios de comunicación tradicionales. Así fue como muchas personas ganaron comprensión y conciencia acerca de su discapacidad. El aumento de la representación de la discapacidad en los medios de comunicación fue brillante. Pero también dio lugar a algunas percepciones sesgadas y medios negativos en torno a la discapacidad.

De repente, muchas personas no discapacitadas pensaron que todas las personas discapacitadas eran capaces de convertirse en Paralímpicos (lo cual, de nuevo, es tan ridículo como yo, asumiendo que todas las personas puedan correr tan rápido como Ussain Bolt). Esta opinión creció por algunos artículos de periódicos bastante desagradables. Estos periódicos sugirieron que las personas discapacitadas que no eran «superhumanos inspiradores que ganaban medallas de oro», eran perezosos aprovechados que preferían vivir fuera del estado antes que alcanzar su potencial.

La representación de la discapacidad en los medios de comunicación debe ser la correcta

Por eso digo que, si bien la representación de la discapacidad en los medios de comunicación es importante, también debe ser la representación correcta. Las personas con discapacidad no son más propensas a convertirse en paralímpicos que las personas sin discapacidad a convertirse en atletas olímpicos. Los dos títulos tienen la misma cantidad de esfuerzo, entrenamiento, talento y agallas. El hecho de que una persona con discapacidad trabaje en una oficina o no pueda trabajar debido a su condición, no lo convierte en un aprovechado. La comunidad de personas con discapacidad tiene derecho a una representación normal y honesta en los medios de comunicación. No es justa una descripción como personas sobrehumanas o perezosas. Somos personas comunes y corrientes que solo quieren seguir adelante con sus vidas. Porque, en su mayor parte, ¡eso es justo lo que somos!

Si bien la representación de la discapacidad en los medios de comunicación no debe promover o alentar su simpatía, en cambio, debe evocar empatía, comprensión, educación y conciencia. Representar a una cantidad proporcional de personas con discapacidad en los medios de comunicación debe ser una representación auténtica, honesta y sincera. Esto ayudaría a las personas con discapacidad a disfrutar de una vida con menos discriminación, inaccesibilidad y falta de oportunidades. Y ese es un mundo en el que todos deberíamos estar trabajando y viviendo.