Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

La mejor grúa de elevación para ti

Grúa de elevación

Una grúa de elevación puede hacerte la vida más fácil si tienes problemas de movilidad. Algunos ejercicios cotidianos como acostarte en la cama, en el sofá o tomar baño pueden ser un desafío si tu movilidad es reducida.

Qué es una grúa de elevación?

Las grúas de elevación han sido diseñas para poder mover al usuario de manera fácil y segura de un lugar a otro. Además, todas las grúas tienen ruedas con frenos en la base que permiten mover la grúa de elevación fácilmente. De esta manera podemos desplazar sin esfuerzos la grúa para usarla en distintos lugares de la casa, habitación, comedor, etcétera, sin necesidad de instalaciones.
Gracias a las grúas de elevación el cuidador no tendrá que levantar al usuario si necesita ponerse de pie o transferirse de la silla a la cama. Esto hará que las transferencias sean más seguras, más cómodas y  más sencillas tanto para el cuidador com para el usuario.

Cómo escoger la grúa de elevación adecuada para ti

La grúa de elevación es una opción muy práctica en un entorno doméstico. Pero antes, ten en cuenta que los cuidadores necesitan formación profesional para usar una grúa. En el caso de cuidadores no remunerados no es obligado, pero es muy recomendable obtener asesoramiento profesional.

Hay algunas cosas que debes saber antes de escoger una grúa de elevación

Necesidades

Las distintas grúas de elevación ofrecen diferentes apoyos. Las grúas de bipedestación colocan al usuario en posición de pie, mientras que las  grúas de elevación mantienen al usuario sentado durante las transferencias. El modelo adecuado dependerá de las necesidades físicas, cognitivas y médicas de cada usuario.

Lo más importante es que durante las elevaciones tanto el usuario como el cuidador se sientan cómodos y seguros. Por ejemplo, para algunas personas es importante mantener el contacto visual entre cuidador y usuario para sentirse cómodo y seguro, otras personas en cambio prefieren una posición con más sujeción, aunque les quite algo de visibilidad.

El tamaño y el peso

Existen diferentes modelos de grúa de elevación para adaptarse a distintos usuarios según su peso y altura. La «carga de trabajo segura» es el peso máximo que la grúa puede levantar. Las grúas de elevación de Invacare soportan desde 140 hasta 200 kilos según el modelo. Por último, también hay que tener en cuenta la altura del usuario, ya que existen algunos modelos de grúa con limites en cuanto altura.

Espacio disponible

Antes de comprar la grúa de elevación tienes que pensar donde vas a usarla. Por ejemplo, si pretendes usarla en el dormitorio debes tener en cuenta que la cama y otros muebles no se interpongan durante el uso de la grúa. Para estas situaciones existen las grúas de elevación “compact” que están diseñadas para usarlas en espacios más pequeños.

Otro caso es cuando vas usar la grúa en distintas habitaciones, en estos casos también debes asegurarte de tener suficiente espacio en casa. Comprueba que las puertas sean lo suficientemente anchas y verifica si no hay muebles alrededor o algo que puede interrumpir el desplazamiento de la grúa entre habitaciones.

El suelo debe ser adecuado

Comprueba el suelo de tu casa, que sea plano, liso y sin alfombras u otros elementos que impidan el desplazamiento correcto de la grúa o puedan provocar algún deslizamiento o movimiento inesperado.

Consigue la grúa de elevación correcta

Las grúas y elevadores de Invacare hacen que el traslado de usuarios sea fácil, seguro y cómodo para el usuario y el cuidador. Construidas con materiales de alta calidad, las grúas de Invacare pueden hacerte tu vida diaria un poco más fácil.