Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

¿Por qué es tan importante una silla de ruedas cómoda?

silla de ruedas cómoda

Una silla de ruedas cómoda es tan importante, de hecho primordial, por varias razones que vamos a desglosar a continuación.

Si usas una silla de ruedas a diario probablemente sabrás que de ella depende completamente tu libertad e independencia. No se trata de un complemento más, se trata de una herramienta indispensable que te permite poder vivir tu vida y por lo que es sumamente importante que sea una silla de ruedas cómoda para ti.

A parte de lo obvio – que sentarse en una silla de ruedas cómoda será más agradable que en una silla de ruedas incómoda – existen otras razones para asegurarse que tu silla de ruedas tenga las condiciones óptimas en cuanto a comodidad. Estas razones van desde evitar las temidas ulceras por presión hasta ayudar a fomentar la actividad física.

A continuación, vamos a enumerar todas las posibles razones por las que debes tener una silla de ruedas cómoda.

Escoger la posición de sentado correcta

En el momento que decidas hacer lo posible para que tu silla de ruedas sea lo más cómoda, una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es la posición de sentado. Determinar cuál será la posición del asiento se hace cuando se mide por primera vez la nueva silla de ruedas. Es extremadamente importante asegurarse de que todas las medidas se tomen correctamente y que las realice alguien especializado que trabaje para una ortopedia o centro especializo de sillas de ruedas en su región o país y que sepa exactamente lo que buscas.

Tu silla de ruedas estará contigo todos los días, y la usarás la mayor parte del día, con lo cual estarás en la silla de ruedas una gran cantidad de tiempo, por lo que es muy fácil entender el porque la comodidad de la silla de ruedas es la parte más importante. No solo será muchos más agradable estar sentado en una silla de ruedas cómoda, sino que también te ayudará a evitar posibles dolores o lesiones que podrían causarte una silla incomoda.

Hablando desde mi experiencia personal, la silla de ruedas que tenia antes de la que tengo ahora, tenia demasiada inclinación en la base del asiento, lo que hacia que mis caderas estuvieran más bajas que mis rodillas. Con el tiempo, esto me causaba mucha incomodidad en la espalda baja, caderas y muslos, debilitando mi efectividad en la propulsión de la silla de ruedas. Esto me sirvió para recordarme al escoger la nueva silla de ruedas cómo son de importante la toma de medidas, el posicionamiento y el confort de la silla en general.

Complicaciones atribuidas a sillas de ruedas mal ajustadas

Existen varias complicaciones que pueden atribuirse directamente al uso de una silla de ruedas que no se ajusta bien. Algunas de estas complicaciones pueden inclus llegar a limitar la independencia.

  1. Un asiento de silla de ruedas que sea demasiado estrecho puede lastimar tus caderas provocándote lesiones en la piel, como las úlceras por presión, debido a la presión que ejercen los costados de la silla contras tus caderas.
  2.  Las transferencias desde y hacia la silla de ruedas pueden volverse complicadas y peligrosas si la anchura, profundidad y altura del asiento de la silla de ruedas no son las adecuadas para ti.
  3. Un asiento de silla de ruedas que sea demasiado ancho hará que el usuario se resbale fácilmente y pueda caer de su silla. Además, esto provocará una mala postura, lo que puede generar fuertes dolores en la espalda.
  4. La profundidad del asiento también es importante, ya que los asientos que son demasiado cortos hacen que el usuario tenga las piernas colgando en una posición poco natural y un asiento demasiado largo puede provocar úlceras por presión detrás de las rodillas donde el asiento se clava en la piel.
  5.  La posición de los reposapiés también tiene un papel muy importante. Si tus pies no están bien fijados y se caen del reposapiés, pueden torcerse o lesionarse al pasar algún obstáculo con la silla de ruedas o incluso pueden golpearse con las propias ruedas de la silla. También un reposapiés con una altura incorrecta hará que tus piernas cuelguen o por el contrario que tus rodillas se levanten y se tambaleen.

Una silla de ruedas cómoda fomenta la actividad

No hace falta ser un científico para darse cuenta de que si alguien está usando una silla de ruedas en la que se siente cómodo, es probable que sea más activo de lo que sería si la silla de ruedas le resultara incómoda. Hablando una vez más de experiencias personales, en el momento en que adquirí mi silla de ruedas actual y percibí la diferencia en la posición del asiento, mucho más confortable que la anterior, me sentí instantáneamente con más energía y más preparado para salir y mantenerme activo. Me encanta estar en la naturaleza, y el hecho de tener una silla de ruedas adaptada a mis necesidades específicas, no hizo más que fortalecer mi deseo de salir de casa.

Reducir el riesgo de sufrir úlceras por presión fomentará tu actividad, dado que cuando sufrimos úlceras por presión estamos obligados a quedarnos en la cama sin poder usar nuestra silla de ruedas por un tiempo (la misma silla de ruedas mal ajustada que nos provoco la lesión). Por lo tanto, al evitar este tipo de lesiones con una silla de ruedes cómoda y adecuada a nuestras necesidades, nos permitirá llevar un estilo de vida mucho más activo, algo muy importante para conseguir tener una vida saludable.
Un asiento cómodo para una silla de ruedas debe ser casi tan ancho como la persona que usa la silla, con un poco de espacio en ambos lados para el crecimiento potencial del usuario, así como para un cinturón de seguridad, si es necesario.

No tener que preocuparte por ninguna molestia o incomodidad te permitirá permanecer fuera de casa tanto tiempo como tu desees, ya sea para comprar, hacer deporte, trabajar, visitar a tus amigos o lo que sea. Lo importante es poder mantenerse activo, ya que es bueno tanto para la salud física como mental.

Tu silla de ruedas es una extensión de tu cuerpo. Debes asegurarte de que te va bien y que no tiene nada que pueda perjudicar tu salud directa o indirectamente. Una silla bien equipada y ajustada es primordial.