Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Cambiar a una silla de ruedas electrónica. Qué deberías saber?

Cambiar a una silla de ruedas electrónica

Todo el mundo quiere tener libertad suficiente para ir a donde quiera y realizar las actividades que desee. Esto lo piensan también las personas con enfermedades crónicas como esclerosis múltiple, lesionados medulares, etc. La diferencia es que, o bien no pueden hacerlo, o es extremadamente difícil para ellos participar en actividades “normales”. El uso de una silla de ruedas manual puede resolver este problema hasta cierto punto, pero este tipo de sillas requieren la suficiente fuerza en la parte superior del cuerpo. Si te agotas usando una silla de ruedas manual, debes considerar cambiar a una silla de ruedas electrónica. ¿Esta opción resolverá todos sus problemas? Veamos.

Las diferencias entre una silla de ruedas manual y una silla de ruedas de electrónica

Una silla de ruedas manual es generalmente plegable y ligera. Es más fiable, más barata, transportable y te mantiene en forma. Por otra parte una silla de ruedas electrónica es menos versátil en términos de peso y volumen; Pero puede ser de gran ayuda para las personas que tienen poca fuerza (por ejemplo, las personas que sufren de trastornos neurológicos). Además te permite moverte sin esfuerzo, puede venir con varias opciones eléctricas de asiento (reclinación, basculación, elevación). Pero también es más cara, funciona con batería y es menos fiable que la manual.

Por lo tanto, ¿necesitas cambiar a una silla de ruedas electrónica? Desde que sufro esclerosis múltiple, tuve que elegir una silla de ruedas electrónica para poder conducirla con mis manos debilitadas, y la fatiga se vuelve insoportable para mí. Así que la respuesta a la pregunta anterior se basa enteramente en tus necesidades individuales.

Evaluar tus necesidades y elegir la silla de ruedas adecuada

Si decides optar por una silla de ruedas electrónica, lo primero que debes hacer es consultar a un experto con respecto a tus necesidades individuales. Tienes que hablar con tu médico y con expertos en ayudas técnicas, como un terapeuta ocupacional. También te puede ayudar obtener las opiniones de personas con condiciones similares a ti. Y por último, te puede ayudar mucho poder probar diferentes sillas de ruedas electrónicas. Ponte en contacto con tu ortopedia habitual para pedirle probar las sillas que necesites. Una silla de ruedas electrónica debe satisfacer tus necesidades individualmente, así que cerciórate de que la ortopedia te asesore adecuadamente y no intente venderte el modelo que tiene en stock.

En el momento de escoger una silla de ruedas electrónica, es necesario identificar tus necesidades de movilidad en cuanto a: uso doméstico, transporte (probablemente tendrás que cambiar tu coche para poder transportar una silla de ruedas electrónica) o cualquier otro requisito específico que puedas tener.

Cambiar a una silla de ruedas electrónica adecuada

La silla de ruedas electrónica consiste en una base, un asiento y el mando. Existen varias configuraciones, dependiendo de las características de la silla. La base contiene las ruedas motrices de la silla de ruedas. Algunas tienen tracción en las ruedas traseras, en las ruedas centrales  y otras en las ruedas delanteras. Cada configuración tiene sus ventajas y desventajas. Las sillas de tracción delantera son mejores para evitar obstáculos. Las sillas de tracción trasera son más potentes. Las sillas con ruedas intermedias tienen menor radio de giro y son las más adecuadas para uso en interiores.

El asiento puede ser de numerosos tipos y materiales. También puede equiparse con varias opciones como reclinación, basculación y elevación. Su terapeuta le ayudará a elegir el cojín y respaldo más apropiados para usted.

Finalmente está el mando. Si no puede usar las manos, hay mandos personalizados que se pueden utilizar con la cabeza, la barbilla, la boca, etc.

Financiación

Otro factor importante que le ayudará con su elección, es cómo pagar la silla. No siempre la silla que más se adapta a tus necesidades está cubierta por la Seguridad Social. Debes conocer qué está cubierto y/o qué gastos deberías afrontar tú directamente.

Cambiar a una silla de ruedas electrónica: En definitiva

Ninguna silla de ruedas electrónica cubrirá todas tus necesidades. Puesto que la compra de una silla de ruedas electrónica es una inversión significativa, debes escoger la que mejor se adapte a tus necesidades actuales, pero ten en cuenta que se ajuste lo máximo posible a tus necesidades futuras. Consultar, preguntar, examinar, probar. Después de todo, pasarás la mayor parte del día en esa silla, así que ¡asegúrate de hacer una buena elección!