Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

5 contratiempos comunes de las personas con discapacidad en el entorno laboral

Personas con discapacidad

Si eres una persona con discapacitad y tienes un trabajo, es posible que te hayas encontrado  alguna vez con una serie de contratiempos. Y es que las personas con discapacidad demasiado a menudo deben enfrentarse a la sociedad para ser escuchadas.

Encontrar empleo suele ser mucho más difícil cuando eres una persona con discapacidad, especialmente si eres usuario de ruedas, ya que muchas veces se pierden oportunidades de trabajo solo porque el lugar de trabajo no es accesible. Aún así, cuando por fin consigues un trabajo el cual se supone accesible, te das cuenta de que los problemas no terminan ahí.

A continuación, cinco ejemplos de los contratiempos que todos los usuarios de sillas de ruedas probablemente habrán vivido alguna vez en su lugar de trabajo.

En el trabajo suponen que estarás de baja muy a menudo por ser una persona con discapacidad

Esto es algo que incluso algunas veces lamentablemente puede impedir que una persona con discapacidad consiga el trabajo en primer lugar. Ya que por alguna razón los contratantes ven a una persona con discapacidad y asumen instantáneamente que esa persona necesita mucha atención médica y, por lo tanto, es probable que solicite tiempo libre del trabajo con regularidad para atención médica o citas en el hospital.

Pensar que todas las personas con discapacidad tienen necesidades de atención complejas, no es solo un pensamiento incorrecto, sino que es un pensamiento discriminativo. Cuando alguien insinúa o directamente le hace saber a una persona con discapacidad esas suposiciones está discriminando a la persona.

Nunca se debe juzgar, nunca se debe asumir.

Una altura del escritorio inadecuada para usuarios de sillas de ruedas

Si eres usuario de silla de ruedas y tienes un trabajo de oficina, o al menos tu trabajo requiere de un escritorio, sabrás que no hay nada más molesto que encontrarse con un escrito escritorio que no está a la altura adecuada. Esto impide poder realizar el trabajo con comodidad o incluso algunas veces directamente impide trabajar.

La altura inadecuada del escritorio realmente puede hacer que las tareas simples sean tediosas, agotadoras o totalmente imposibles para los usuarios de sillas de ruedas. Esto es algo que se puede evitar o remediar fácilmente: hay muchos escritorios ajustables disponibles en el mercado.

Además, la altura del escritorio no es algo que pueda ser un problema solo para las personas con discapacidad; también es un problema para personas que son muy altas o bajas.

Por lo tanto, es mejor tener estos accesorios de oficina inclusivos, como escritorios regulables, no solo para los trabajadores con discapacidad o los usuarios de sillas de ruedas sino para todas las personas.

Pasillos de la oficina abarrotados

Hay algo realmente irritante para los usuarios de sillas de ruedas y es que algunas personas suelen dejar artículos en suelo de los pasillos, dejando así apenas especio para circular. Esto se vuelve realmente molesto cuando se trata de pasillos estrechos que se abarrotan de artículos en el suelo.

Pero este problema no afecta solo a las personas que usan de silla de ruedas, sino que también es un problema y un riesgo para el resto del personal ya que puede provocar caídas y en consecuencias daños o lesiones.

Además, esto obstaculiza la realización de las tareas diarias, como ir de un lugar a otro del trabajo, ir al baño, a la cafetería o en la peor de las situaciones en caso de incendio impediría la salida con emergencia y fluidez.

Los compañeros de trabajo se agachan para hablar contigo

Es ampliamente conocido, al menos entre la comunidad de personas con discapacidad, que agacharse para hablar con alguien que usa una silla de ruedas no es la forma correcta de hacerlo. Por lo tanto, probablemente puedas imaginar lo molesto que es para un usuario de silla de ruedas dentro de un entorno profesional, cuando los compañeros de trabajo piensan que lo mejor es agacharse para conversar con ellos a la altura de los ojos. Puede parecer apropiado, o lo correcto, pero para la mayoría de las personas con discapacidad que usan una silla de ruedas, esto se siente condescendiente y nunca debería suceder en ningún lugar, pero especialmente no en el lugar de trabajo.

La gente piensa que no puedes soportar grandes cargas de trabajo

Es asombroso, bueno, en realidad es desconcertante, para ser honestos, qué tipo de cosas pueden asumir algunas personas cuando ven a alguien en silla de ruedas. No querer dar a una persona con discapacitad una gran carga de trabajo puede ser un pensamiento que tienen en mente muchas personas en el entorno laboral, y este pensamiento probablemente esté respaldado por buenas intenciones, pero no se debe asumir que las personas con discapacidad requieren automáticamente que se reduzca su carga de trabajo solo porque tienen una discapacidad o usan una silla de ruedas.

Este tipo de suposición nuevamente actúa como una forma de discriminación. Se debe tratar a todos los miembros del personal por igual, y si una persona con discapacidad ya sea que use una silla de ruedas o no, necesita completar una gran carga de trabajo, ¡déjela hacer frente a ella! El fracaso es parte de la vida, ya sea que viva con una discapacidad o no, y una sensación de logro después de superar un desafío es algo que todos podemos disfrutar. De hecho, las personas con discapacidad saben sobre los desafíos y, a menudo, prosperan a pesar de estar rodeadas de ellos.