Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Esquí accesible para personas con discapacidad

Esquí accesible

El esquí ya no es un deporte inalcanzable para las personas con discapacidad. El esquí accesible es una realidad gracias al esquí en silla y al mono esquí. Estas modalidades permiten a las personas con condiciones especiales disfrutar del aire libre de la montaña y esquiar olvidándose de todo. El esquí accesible es además un deporte Paralímpico.

Esquí accesible: Mono esquí y esquí en silla

El esquí en silla se practica con unos esquís que llevan un asiento moldeado. El usuario se sienta en este asiento especial que además lleva un amortiguador debajo del asiento. Este amortiguador ayuda a que el esquiador esté más cómodo mientras esquía. Este asiento especial va unido a los esquís mediante un robusto mástil metálico. Para esquiar, basta los movimientos de la parte superior del cuerpo, ayudándose de unos palos especiales que se manejan con las manos y tienen unos mini-esquís en la base. Así el esquiador puede controlar la velocidad y el movimiento de los esquís mientras baja por las pistas.

Diseñado para usuarios de sillas de ruedas o que tienen otras dificultades de movilidad o paraplejia, el esquí en silla se empezó a practicar en la década de 1960. Se construían sillas con esquís a medida para el esquiador en silla. Sin embargo, estas plataformas eran pesadas y torpes, lo que impedía su uso en ciertos tipos de pistas de esquí.

Por suerte la tecnología siguió mejorando, y en la década de 1980, las sillas para esquiar siguieron avanzando. Las sillas modernas para practicar esquí accesible son cada vez más ligeras y se pueden usar en todo tipo de pistas. Las sillas de esquí anteriores se habían fabricado con fibra de vidrio y muchos esquiadores encontraban difícil esquiar sin la ayuda de una persona.

El mono esquí tiene diferentes variantes, según la discapacidad del esquiador. En esta ocasión también se trata de un asiento que se une al mono esquí. El esquiador se sienta en un asiento especial y esquía sobre un solo esquí.

El esquiador Josh Dueck

El canadiense Josh Dueck era esquiador antes de sufrir un accidente de esquí en 2004. Como consecuencia de este accidente, le quedó una lesión en la médula espinal que lo llevó a quedar paralizado por debajo de la cintura. Aun así, él siguió empeñado en continuar con el deporte. Mirando las opciones de esquí accesible, se encontró con la tecnología de esquí en silla que ahora utiliza en competiciones a nivel internacional.

Conocido por lograr el primer salto con una silla de esquí, Dueck ha competido en todo el mundo en competiciones de esquí accesible, incluyendo viajar a Sochi para los Juegos Paralímpicos de Invierno.

Una de las cosas que Josh recalca de su experiencia con el esquí accesible, es que hay diferentes tipos de sillas que para cada disciplina dentro del esquí: Algunas son geniales cuando buscas agilidad, como para las carreras de slalom, mientras que otras ofrecen más estabilidad.  Josh ha estado trabajando con el equipo de esquí accesible Paralímpico de Canadá para desarrollar una silla de esquí que sirva para todas las disciplinas paraolímpicas, así como para sus famosos giros.