Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

La elección de tu silla de ruedas: Qué es lo más importante

La elección de tu silla de ruedas

¿Por qué es tan importante que formes parte del proceso de la elección de tu silla de ruedas? Cuando sufres una lesión de médula espinal, pierdes la función de ciertas partes del cuerpo. Las emociones que conlleva una lesión así pueden ser complicadas. Puedes sentir que has perdido el control no sólo de tu cuerpo, sino también de tu vida.

Si has sufrido una lesión recientemente o llevas años con lesión de médula espinal, algo que puede ayudar, es ganar el control de tantas áreas de tu vida como sea posible. Esto no significa que debas obsesionarte con cada pequeño detalle. Si te estresa ver que tu tostada está un poco más torrada de lo que te gusta, esto puede ser más un problema que una ayuda. Pero es importante que te hagas cargo de las cosas que te afectan. Y una de esas cosas, es la elección de tu silla de ruedas.

La elección de tu silla de ruedas puede ser difícil

Hacer que tu vida cotidiana sea lo más cómoda y accesible posible te ayudará a sentirte mejor. Una manera de conseguirlo es asegurarte de que tu equipamiento ha sido escogido especialmente para ti.

Si acabas de sufrir una lesión, la evaluación de tu silla de ruedas se hará mientras estás en el hospital o centro de rehabilitación. Puede ser muy difícil centrarse en los detalles mientras todavía estás intentando procesar un cambio tan importante en tu vida. Te pueden distraer factores como el coste y el seguro, evitando que te centres en la funcionalidad.

También te puedes encontrar que la elección de tu silla de ruedas se lleva a cabo durante las sesiones de terapia u otras evaluaciones. Se te mostrarán las características y beneficios de tipos de sillas de ruedas que ni sabías que existían. En este entorno puedes sentirte abrumado por tanta información y no centrarte en lo que realmente necesitas.

¿Sabes lo que necesitas?

Bajo estas circunstancias, algunas personas se dan cuenta que no eligieron ellos su silla de ruedas. Tal vez todavía no tenían un conocimiento completo de lo que necesitaban. O tal vez estaban tan incapacitados que alguien eligió por ellos.

Tal vez su decisión se vio afectada por el seguro y lo que cubriría. A veces sólo les presentan un par de opciones. También puede pasar que sólo les presenten las sillas en pantalla o en un catálogo, sin tener la oportunidad de ver las sillas en la vida real.

Una vez tomada la decisión, puede resultar que la silla no es tan funcional como pensabas. La manera de evitar este problema es participar activamente en la elección de tu silla de ruedas.

Toma el control de la elección de tu silla de ruedas

Tu solicitud principal debe ser “muéstreme”. Nada mejor que sentarse en una silla y probarla para determinar si es la elección correcta para ti. Muchas sillas pueden tener características similares, con simplemente pequeñas diferencias. Pero, ¿cómo afectan esas pequeñas diferencias a tu día a día?

El poder probar una silla de ruedas en tu propia casa puede ayudarte a saber si cabe bien en tu cocina o en tu cuarto de baño. ¿Vives en el campo y necesitas una silla apta para exterior? ¿El asiento te permitirá alcanzar los cajones fácilmente? ¿Hay alguna nueva tecnología o innovación que pueda aportarte un gran beneficio?

Puedes tardar más tiempo en tener tu silla de ruedas si esperas poder probar tantos modelos como desees. Pero al final es mucho mejor que tardes un poco más en elegir la silla de ruedas que necesites, que quedarte con una silla que no te sirva. Ten en cuenta que seguramente no tengas la oportunidad de elegir otra silla hasta dentro de unos años.

Además, si tu seguro no te cubre todas las opciones de tu silla y el coste que esto comporta, no deberías simplemente renunciar. Seguramente vale la pena pagar de tu bolsillo para tener las opciones que harán tu vida diaria mucho mejor y más cómoda.

Es posible que no tengas el control de todo tu cuerpo, pero tienes el control en tu elección de silla de ruedas. Ejerce tu derecho y hazte cargo de las cosas que te afectan y que pueden ayudarte a hacer tu entorno lo más accesible y agradable posible.