Passionate People

Estilos de vida, recursos y soluciones para


personas con movilidad reducida.

Ejercicio de cardio en silla de ruedas: Mejorando tu forma física

Ejercicio de cardio en silla

Hacer ejercicio es importante para todas las personas porque nos ayuda a mantenernos en forma y saludables. También nos sirve para despejarnos la mente y prepararnos para el día. Hay personas que prefieren ejercitarse al finalizar el día, para relajarse a la hora de ir a dormir. Incorporando el ejercicio de cardio en silla a la rutina diaria, se consiguen muchos beneficios.

Los beneficios de hacer ejercicio de cardio en silla

  • Aumentar la resistencia.
  • Nos ayuda a evitar dolores musculares o articulares
  • Ganamos masa muscular y fuerza
  • Ayuda a mejorar nuestro rango de movimiento
  • Mejora el equilibrio y fuerza central
  • Fortalecimiento del cuerpo para prevenir lesiones en el futuro

Estos son beneficios físicos de realizar ejercicio de cardio en silla. Hay que tener en cuenta los beneficios mentales, como tener más energía, mejor sueño y menos cambios de humor. Estas ventajas son igual de importantes. Para las personas que usan silla de ruedas, crear y mantener una rutina de ejercicio de cardio en silla, no es fácil. El ejercicio de cardio en silla requiere repeticiones diarias continuas para aumentar la fuerza física y mejorar la resistencia.

A menudo nos cuesta ser constantes, porque tenemos días malos, o simplemente porque no tenemos tiempo. Por eso, hemos preparado una recopilación de ejercicio de cardio en silla que puedes hacer fácilmente. Algunos serán más fáciles que otros dependiendo del impedimento y rango de movilidad. Lo ideal es que esta lista te permita comenzar una rutina de ejercicio de cardio en silla que se adapte a tu vida de manera divertida y sin estrés.

Diferentes tipos de ejercicio de cardio en silla que se pueden realizar

1. Balón medicinal

Usando un balón medicinal o una pelota de baloncesto más ligera, dependiendo de tu fuerza, alinea la silla de ruedas frente a una pared y rebota la bola entre la pared y tú. Haz veinte repeticiones para comenzar. También puedes rebotar la pelota en la pared durante dos minutos. Tienes que ver qué fórmula es la que mejor se adapta a ti.

2. Brazos de avión

Siéntate en tu silla de ruedas con la espalda recta y extiende los brazos hacia los lados. Con movimientos lentos y amplios, manteniendo los brazos, las manos y la espalda rectos, crea círculos grandes con los brazos. Empieza por ir en sentido contrario a las agujas del reloj haciendo veinte repeticiones, luego intenta hacerlo en sentido horario.

3. Ciclismo

Probablemente tendrás que ir a un gimnasio para realizar este ejercicio de cardio en silla, si no dispones de una handbike propia. Las handbikes son bicicletas para personas con movilidad reducida que permiten accionar los pedales con las manos y así mover las ruedas. Puedes ejercitar tus brazos fácilmente, igual que otras personas ejercitan sus piernas con una bicicleta. Haz ciclos rápidos durante 5 minutos, para empezar. Poco a poco puedes ir aumentando.

4. Pesas

Si quieres ganar más fuerza, las pesas de mano pequeñas son un buen ejercicio. Puedes comprarlas en cualquier tienda de material deportivo y usarlas en casa fácilmente. Empieza por un par de kilos y úsalas para hacer flexiones con los bíceps. También puedes hacer presiones de hombros y aumentos de hombros con el brazo recto, realizando series de 10 repeticiones.

Lo ideal es realizar los ejercicios diariamente e ir aumentando el peso soportado y la cantidad de repeticiones. De esta manera contribuiremos a mejorar nuestra forma física de manera considerable.

¡No olvides estirar!

Antes y después del ejercicio, realizar estiramientos es indispensable. Te ayudan a mantener tus músculos y articulaciones en buen estado de salud. Mueve, gira y agita tus brazos, muñecas y dedos regularmente para evitar lesiones. Si el ejercicio te duele en algún punto, para, descansa y continúa cuando estés a punto.

 

¡Esperamos que estos consejos te ayuden a mejorar tu salud física y mental!